40 familias policiales serán beneficiadas con las nuevas viviendas fiscales, en Manta

Imprimir
Categoría: La Nota Positiva
Fecha de publicación

La familia de la policía Glenny Farías será una de las 40 beneficiadas con las viviendas fiscales El Palmar segunda etapa. De ahora en adelante, ella y su esposo, quien también es servidor policial, podrán vivir con su hijo, de quien estaban alejados hace tres años. 

 

El niño vive con su abuela materna en la ciudad de Guayaquil, tiene cinco años de edad y su nombre es Gerald. En la actualidad, ambos uniformados lo pueden ver cada 11 días, ya que trabajan en Manta. 

“Cuando ya estemos en el departamento, vendrá a vivir con nosotros y mi suegra también. Tendrá un espacio seguro en una urbanización, con áreas recreativas para que juegue y tenga una infancia sana”, expresó el policía Jorge Barreiro, pareja de la uniformada. 

Las 40 viviendas tienen una inversión de 2.705.133,07 Usd. Están ubicadas en la Av. E15 y Alba Castro ciudadela el Palmar cerca del nuevo terminal terrestre del Puerto de Manta. 

El próximo proyecto de entrega de Vivienda Fiscal será en El Coca, provincia de Orellana, (40 departamentos). 

Unión familiar 

Este servicio de vivienda fiscal es de gran ayuda y una oportunidad de estar más cerca de sus seres queridos y no perderse el crecimiento de sus hijos. Se siente muy feliz porque va a poder estar con su primogénito todos los días, así lo considera ella. 

En la familia Barreiro Farías viene otro niño en camino, su nombre será Luis. “Él no va a tener que pasar por lo que pasó su hermano porque vamos a vivir juntos aquí y tener a mi mamá para que los cuide”, resaltó. 

Los departamentos están ubicados en cuatro bloques y son totalmente amoblados, hay de dos y tres habitaciones, cuentan con sala, comedor, cocina y baño. Los elementos policiales tienen la opción de estar dos años y cancelar mensualmente un cómodo monto económico arrendatario. La entrega la realizará César Navas, ministro del Interior, este jueves 31 de agosto. 

Desde el año 2013, en Manta han sido beneficiadas un aproximado de 100 familias policiales en cuatro planes de viviendas. 

“Estos departamentos son muy acogedores y cómodos, y nos van a beneficiar mucho como familia. Tenemos la tranquilidad de que nuestros seres queridos se encuentran bien, eso permite estar con una mente abierta en el trabajo cotidiano como policía”, aseguró Barreiro. 

Los dos están agradecidos por ese servicio que antes no lo tenían. Ahora saben que al llegar a casa, sus hijos, quienes son la mayor satisfacción para ellos, los recibirán con mucha alegría. (I)