Concluye rehabilitación de las cubiertas del Convento Santo Domingo

Imprimir
Categoría: Cultura
Fecha de publicación

El Municipio de Quito, en el marco del programa de preservación de las edificaciones patrimoniales del Distrito Metropolitano, con una inversión de 240.071,28 dólares concluyó el reforzamiento estructural y la rehabilitación de las cubiertas ubicadas sobre el altar mayor de la Iglesia y la biblioteca del Convento de Santo Domingo.

 

En septiembre del año 2016 colapsaron parcialmente como consecuencia de la rotura y asentamiento de las estructuras ocasionadas por la falta de mantenimiento y el efecto que producen los sismos al trabajar en las estructuras portantes.

La intervención a cargo del Instituto Metropolitano de Patrimonio comprendió la ejecución entre otros de los siguientes trabajos: descosidos, cosidos e inyecciones para consolidar los muros portantes, nivelación de las cabezas de los muros, colocación de canecillos, instalación de vigas de madera para el anclaje de las cerchas de madera de la cubierta de la biblioteca, y la reintegración de la estructura metálica de la cubierta del presbiterio de la iglesia.

Los trabajos pasaron una etapa crítica, que fue la producción y la construcción de las cerchas de las cubiertas de la estructura de madera, donde se realizó la preservación de la madera. Luego estas estructuras fueron armadas y ancladas, colocándose refuerzos metálicos en los nudos por cuanto había que reutilizar y preservar la madera, para luego subirlas con tecles sobre los muros.

Una vez que finalizó el anclaje de las cubiertas, el IMP realizó la colocación de la placa impermeabilizante y las tejas de recubrimiento en las cubiertas.

La intervención concluyó con el resane de enlucidos, colocación de nuevos cielos rasos falsos, mantenimiento de los sistemas eléctricos y la pintura de las áreas afectadas de la iglesia y el convento.

Las cubiertas sufrieron la rotura de las estructuras de madera y metálicas debido a la falta de mantenimiento, el tiempo de existencia de estas y el desplazamiento de los empotramientos generados por los sismos del año 2016.

Es importante indicar que luego del asentamiento de las cubiertas de la iglesia y el convento, ocurrido el sábado 17 de septiembre de 2016, el personal técnico del Instituto Metropolitano de Patrimonio, inició de inmediato varios trabajos para proteger el valioso patrimonio de la Orden Dominica.

En los trabajos ejecutados en el plazo de 6 meses, laboraron en forma permanente 20 obreros y 5 técnicos.  (I)

Fuente: IMP