“Ha habido allanamientos sin orden judicial, desalojos y robos”: Exfiscal Luisa Ortega Díaz

Imprimir
Categoría: El Mundo
Fecha de publicación

Luisa Ortega Díaz, en un acto celebrado el pasado miércoles en Brasilia.

La nueva vida de Luisa Ortega Díaz, ex fiscal general de Venezuela, (Valle de la Pascua, 1958) comenzó hace una semana.

 

La ex fiscal general de Venezuela, convertida en el enemigo público número uno del presidente Nicolás Maduro, aterrizó en Bogotá el pasado día 18 en un vuelo privado tras abandonar Caracas y huir en lancha a la isla de Aruba. Permaneció cuatro días en Colombia bajo protección del Gobierno de Juan Manuel Santos, que además le ofreció asilo, y viajó a Brasil para participar en un encuentro de fiscales de Mercosur sobre corrupción y el caso Odebrecht. Después regresó a Bogotá, donde prepara las denuncias contra el sucesor de Hugo Chávez.

Ortega Díaz es uno de los antiguos altos cargos con más información sobre el régimen y tiene ahora una prioridad: desnudar los engranajes de un sistema del que ella misma formó parte y con el que rompió definitivamente a finales de marzo ante la deriva que culminó el 30 de julio con la elección de una Asamblea Nacional Constituyente. Una de las primeras decisiones de este nuevo Parlamento, que sustituyó al anterior, de mayoría opositora, fue su destitución. Y así empezó, formalmente, su persecución. 

La exfiscal, que atiende a EL PAÍS por teléfono, se muestra animada. “Me siento muy fortalecida pese a los ataques que he recibido de parte del Gobierno de Venezuela. Me siento fortalecida porque el apoyo ha sido mayor, sobre todo de las personas, del ciudadano venezolano, que está muy esperanzado de que haya libertades, de que haya democracia, que haya paz, que haya tolerancia, que haya respeto, que haya decencia en Venezuela”, afirma. 

Ortega Díaz tiene previsto formular varias acusaciones públicas a partir de las pruebas de las que dispone y promete luchar contra la violación de los derechos humanos. No obstante, en su opinión, la gravísima crisis institucional y económica que azota al país tiene que ver con la corrupción.

“La corrupción es lo que tiene a Venezuela sumida en esta crisis de alimentación y de medicinas, porque los dineros que debieron destinarse para resolver a la población el tema de la salud y de la alimentación están en los bolsillos de un grupo que detenta el poder”, asegura. 

La antigua responsable del ministerio público, que fue designada en 2007 y confirmada en 2014 por otros siete años, hila además una durísima crítica contra la Administración de justicia.

“Seguiré por el mundo denunciando que en Venezuela no hay Estado de derecho, que en Venezuela no hay democracia, no hay libertades y que es imposible que se sancionen a los responsables de los delitos, ya sean de corrupción o contra los derechos humanos, porque no hay justicia tampoco.

La justicia se ha acomodado para favorecer a un grupo que quiere perpetuarse en el poder”, argumenta Ortega Díaz, que en varias ocasiones ha acusado a Maduro de traicionar el legado del expresidente Chávez. “Yo no he cambiado, cambiaron otros”, sostiene la exfuncionaria. Fuente: EL PAÍS DE ESPAÑA. (I)

Diseño y Hosting: www.kalfukura.com